Polimialgia reumática

 

Polimialgia reumática

 
La Polimialgia Reumática es una enfermedad del aparato locomotor que cursa con dolor y rigidez intensa en ambos hombros, caderas y, menos frecuentemente, en el cuello y zona baja de la espalda. El dolor y la rigidez son más intensos después de periodos prolongados de reposo, como es al despertar por la mañana. En la inmensa mayoría de los casos se acompaña de elevación de la velocidad de sedimentación globular, prueba analítica que indica, en general, que existe actividad de un proceso inflamatorio en el organismo. Es típico que la Polimialgia Reumática aparezca después de los 50 años; lo sufren cada año 50 de cada 100.000 individuos por encima de esta edad.
No se conoce la causa de la Polimialgia Reumática, pero su aparición en personas mayores hace pensar en algún factor asociado al envejecimiento, junto con factores genéticos y anormalidades del sistema inmunológico del individuo. Existe agregación familiar. Es también más frecuente en personas de raza blanca y ocurre el doble de veces en mujeres que en hombres.
El síntoma predominante en esta enfermedad es el dolor acompañado de rigidez de las áreas de los hombros, que dura más de 30 minutos. Los pacientes lo definen como una gran imposibilidad para elevar ambos brazos, que es más acusada después de periodos de reposo, y que se acompaña de sensación de fatiga y dolor muscular en las extremidades superiores. Además, estos mismos síntomas aparecen en la zona de las caderas, con dificultad para caminar y elevar las piernas junto con dolor en las ingles y muslos. Menos constante es el dolor cervical, como una sensación de pesadez en el cuello, y en la zona lumbar. Actividades cotidianas como levantarse de una silla o de la taza del cuarto de baño, peinarse o vestirse, se vuelven dificultosas, precisando ayuda en muchos casos.
No existe una única prueba para diagnosticar esta enfermedad y lo más importante para hacer el diagnóstico será la conjunción de los síntomas junto con la exploración practicada por el reumatólogo. La característica más relevante en las pruebas de laboratorio practicadas la constituye la elevación de la Velocidad de Sedimentación Globular (VSG), que ocurre en la inmensa mayoría de los pacientes.
El tratamiento de la Polimialgia Reumática suele basarse en el uso de corticoides. Una vez que los síntomas desaparecen, el reumatólogo suele indicar ir descendiendo la dosis de forma progresiva hasta encontrar la dosis más baja posible que controle los síntomas.

 

  • Haga click aquí para descargar información de la S.E.R. acerca de la polimialgia reumática.
  • Haga click aquí para ver información del American College of Rheumatology acerca de la Polimialgia Reumática

 

– Salvarani C, Cantini F, Hunder GG. Polymyalgia rheumatica and giant-cell arteritis. Lancet 2008; 372:234.
– Gonzalez-Gay MA, Vazquez-Rodriguez TR, Lopez-Diaz MJ, et al. Epidemiology of giant cell arteritis and polymyalgia rheumatica. Arthritis Rheum 2009; 61:1454.
– Achkar AA, Lie JT, Hunder GG, et al. How does previous corticosteroid treatment affect the biopsy findings in giant cell (temporal) arteritis? Ann Intern Med 1994; 120:987.